Noticias 21-04-2009 Grave situación de la industria nacional de fertilizantes





Imagen La industria española de fertilizantes, al igual que la europea, atraviesa actualmente una delicada situación, con una actividad prácticamente nula que ha obligado a reducir o paralizar la producción de la mayor parte de sus factorías ante la caída de la demanda desde la segunda mitad de 2008. Entre los meses de septiembre y diciembre, las ventas de fertilizantes han disminuido un 57 por cien con respecto al mismo periodo del año anterior, y las ventas en el año 2008 se han reducido un 26 por cien con respecto a las de 2007, registrándose la cifra global más baja desde mediados de los "años 70".

El descenso de los precios de los productos agrícolas, en el contexto de la crisis económica internacional, ha creado una gran incertidumbre entre los agricultores, que por no poder asegurarse unos ingresos óptimos al final de la campaña se han visto obligados a recortar drásticamente sus gastos en insumos. Ello se ha visto agravado con el incremento de los precios de los medios de producción agrícolas en general, y entre ellos de los fertilizantes.

Los precios de los fertilizantes aumentaron significativamente en el mercado internacional a partir de 2007 y durante el primer semestre del pasado año debido principalmente al mayor incremento de la demanda en el citado mercado y especialmente al importante aumento de los precios de las materias primas necesarias para su producción (gas natural, roca fosfórica, etc.), viéndose la industria de fertilizantes obligada a producir con precios de materias primas en los niveles más altos de los últimos años para abastecer la pasada campaña de sementera.

En la actualidad la mayor parte de los precios internacionales de dichas materias primas están descendiendo, pero los fertilizantes que a día de hoy llenan los almacenes españoles por falta de ventas, producidos con materias primas adquiridas a precios muy elevados, tienen dificultades para salir al mercado. Esta circunstancia supondrá fuertes pérdidas para los fabricantes y distribuidores, que actualmente ya se están viendo obligados a reducir sus stocks con precios de venta muy por debajo de los adquiridos.

Asimismo, desde amplios sectores de la opinión pública, e incluso desde algunas entidades públicas y privadas, se vienen transmitiendo informaciones muy negativas sobre los fertilizantes y posiciones drásticas que alteran el equilibrio que pide la sostenibilidad. Es necesario fomentar una aplicación racional de los fertilizantes, como siempre se ha apoyado desde el sector, pero caer en la simplificación de promover su supresión privaría a la humanidad de los muchos y probados beneficios que de su empleo se derivan.

La reducción de las aplicaciones de fertilizantes o su sustitución por "otros productos más económicos" puede provocar un serio perjuicio a las explotaciones agrícolas, tanto a corto como especialmente a largo plazo. Incluso en suelos de alta fertilidad, si no se llevara a cabo la aplicación idónea de nutrientes, veríamos como la productividad iría disminuyendo después de cada cosecha, hasta agotar la fertilidad natural del suelo. Garantizar la sostenibilidad de la actividad agrícola exige utilizar correctamente los distintos medios de producción y, muy especialmente, los fertilizantes, como única vía para asegurar la productividad y calidad de los cultivos, conservar la fertilidad del suelo y evitar su degradación, para en definitiva, mejorar la calidad de vida del agricultor y de su entorno.
Sin fertilizantes, se tendría que cultivar una superficie mucho mayor que la actual a nivel mundial para poder alimentar a la creciente población, lo que iría en detrimento de los hábitats naturales aún no explotados y supondría un incremento de los precios de los productos agrícolas.

El mercado español de los fertilizantes en el año 2008

La producción de fertilizantes del año 2008 se ha reducido en su conjunto un 10,2 por cien, situándose por debajo de los cuatro millones de toneladas y en la cifra más baja de los últimos años. Las cifras de producción que se recogen en la tabla adjunta incluyen tanto las destinadas al consumo agrícola como las destinadas a otros usos industriales, transformación o autoconsumo como productos intermedios en la fabricación de otros fertilizantes. En todos los grupos de productos desciende el nivel de producción del año anterior, siendo más acusado el descenso de abonos complejos. Los únicos productos que han incrementado la producción han sido los nitratos amónicos cálcicos, que recuperan parte de la producción perdida el año anterior.


Evolución de la producción de fertilizantes en España
(miles Tm.)


20042005200620072008
Producción
Nitrogenados Simples2.0412.1821.9461.8701.748
Fosfatados Simples807462161118
Potásicos Simples922824741791741
Abonos Complejos1.5391.4551.3501.4861.260

TOTAL Producto4.5824.5354.0994.3083.867



El esfuerzo de los fabricantes para mantener perfectamente atendido el mercado español se ha visto seriamente afectado por la menor demanda de fertilizantes. Las ventas de fertilizantes en el mercado interior con destino a la agricultura durante el periodo comprendido entre septiembre y diciembre del pasado año han registrado un significado descenso con respecto al mismo periodo de 2007, que en términos relativos ha sido del 57 por cien, estableciéndose en 0,91 millones de toneladas en términos de producto. Durante dicho periodo, las ventas de abonos nitrogenados simples han descendido un 46 por cien, las de abonos fosfatados simples un 82 por cien, y tanto las de abonos potásicos simples como las de abonos complejos un 64 por cien.

Las mínimas ventas realizadas durante los últimos meses del pasado año, en los que en algunos productos apenas se han vendido el 10-20 por cien de un año normal en ese período, ha llevado a un descenso de las ventas de fertilizantes durante el año 2008 que en términos relativos se ha situado en el 26 por cien, estableciéndose en 3,82 millones de toneladas en términos de producto. La situación es realmente preocupante si se contempla que este notable descenso no ha sido mayor gracias a las ventas realizadas en la primera mitad del pasado año, si bien en el año 2009 las cifras serán realmente alarmantes.


Evolución de las Ventas Agrícolas de fertilizantes en España
Periodo: Septiembre-Diciembre
(miles Tm.)


20042005200620072008
Producción
Nitrogenados Simples1.1621.0371.060941505
Fosfatados Simples75736811821
Potásicos Simples1418010210136
Abonos Complejos925713772949345

TOTAL Producto2.3031.9032.0022.109907




Los datos de comercio exterior de fertilizantes muestran un descenso tanto en importaciones como en exportaciones, alcanzando las primeras un volumen de 2,3 millones de toneladas, tras registrar una disminución del 16,4 por cien con respecto al año anterior. Las importaciones representaron aproximadamente el 47 por cien del consumo de fertilizantes en España en 2008, lo que demuestra que el mercado nacional de fertilizantes es un mercado muy competitivo e íntegramente abierto a todos los agentes nacionales e internacionales. Por su parte, las exportaciones se situaron en 1,17 millones de toneladas, un 9,5 por cien inferiores a las realizadas en el año anterior.

Evolución del comercio exterior de fertilizantes.
(miles Tm.)


20042005200620072008
Importaciones2.9932.6372.7432.7722.317
Exportaciones1.3211.3061.2461.2951.172


Las previsiones sobre consumo de fertilizantes a nivel nacional son, a corto plazo, de gran incertidumbre y condicionadas en gran parte a la evolución de los precios de los productos agrícolas. Las recientes precipitaciones en extensas zonas agrícolas deberían promover un incremento de la demanda de fertilizantes que evitara un mayor descenso de los rendimientos de los productos agrícolas previsto y reactivase la producción de la industria de fertilizantes.

Según los últimos informes de perspectivas de cosechas y situación alimentaria presentados por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la producción mundial de cereales en el año 2009 disminuirá respecto a 2008, en el marco de unas reservas de cereales en mínimos históricos. Según FAO, la superficie cultivada de cereales en 2009 se reducirá especialmente en Europa y Estados Unidos debido al descenso de beneficios de las explotaciones agrícolas. Asimismo, los problemas climatológicos en Asia hacen prever que la cosecha de trigo en dicho continente disminuya, sobre todo a causa de las sequías que sufren China e India.

FAO viene recordando constantemente la importancia de impulsar la producción agrícola, indicando que el mundo se está dando cuenta hoy de que no hay vida sin una agricultura productiva. A su vez, ha advertido que la producción mundial de alimentos debe aumentar un cincuenta por cien para hacer frente a las necesidades de alimentos de las próximas dos décadas, considerando necesario el uso de fertilizantes para lograr la seguridad alimentaria mundial.

Desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes se hace un llamamiento a los profesionales del campo para que valoren la gran ventaja de poder contar con una industria española que pueda suministrar en cada momento sus necesidades, y reducir el riesgo de una mayor dependencia de los mercados internacionales, al margen del compromiso de las empresas españolas con sus agricultores.