Noticias 25-09-2009 Los fertilizantes - Base de una agricultura productiva y sostenible (Vida Rural)





Imagen Los fertilizantes cumplen un papel fundamental en el incremento de los rendimientos agrícolas, y en consecuencia en la producción de alimentos, fibras y energía. Está demostrado que el uso eficiente, racional y responsable de los fertilizantes no es perjudicial para el medio ambiente, sino que por el contrario, contribuye a reducir la erosión y mejora la fertilidad del suelo, acelerando la cubierta vegetal y protegiéndolo de los agentes climáticos.

Según ha indicado recientemente la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el hambre en el mundo alcanzará un récord histórico en 2009, con 1.020 millones de personas que pasarán hambre a diario. Y es que a día de hoy una sexta parte de la humanidad sufre desnutrición, la mayor cifra alcanzada hasta la fecha.

FAO ha recordado a su vez que para cubrir las necesidades alimentarias de la población mundial a largo plazo será necesario aumentar en más de un 40 por cien la producción mundial antes del año 2030 y en un 70 por cien antes de 2050, con respecto a los niveles medios registrados en el periodo 2005-2007.

La Organización señala que para conseguirlo se podrían cultivar hasta 1.600 millones de hectáreas adicionales para añadirlas a los 1.400 millones actuales, encontrándose más de la mitad de las potenciales nuevas tierras en África y América Latina. Pero cultivarlas necesitará inversiones considerables y supondrá costes sociales y medioambientales.

Un mayor rendimiento de la producción agrícola supone poder conservar más hábitats naturales

Teniendo en cuenta que con los fertilizantes se incrementan los rendimientos de las cosechas en más de un 50 por cien, prescindiendo de ellos se tendría que cultivar una superficie mucho mayor a nivel mundial, lo que conllevaría la utilización de habitats naturales aún no explotados y supondría un incremento de los precios de los productos agrícolas. Es importante recordar que aproximadamente el 48 por cien de la población mundial se alimenta gracias a los fertilizantes.

El artículo completo en el documento pdf adjunto.