Noticias 20-03-2013 El sector hortícola ante los nuevos retos para adaptarse al cambio climático





Imagen NOTA DE PTAS (PLATAFORMA TECNOLÓGICA DE AGRICULTURA SOSTENIBLE)

Investigadores públicos y empresas relacionadas directamente con la I+D en el área hortícola se han reunido en el IV Foro INIA de colaboración Público-Privada sobre adaptación al cambio climático en producción hortícola, en el que la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible ha colaborado de manera activa.

Las presentaciones expuestas en el cuarto foro INIA "Adaptación al cambio climático en la producción hortícola" apuntan hacia la necesidad de incrementar los acuerdos público-privados en materia de investigación para afrontar una realidad que, según los diferentes escenarios climáticos que se barajan, está sujeta a cambios drásticos hasta el año 2100, como un posible incremento de la temperatura media en nuestro país de en torno a 4ºC de media.

La Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible (PTAS) ha colaborado con el INIA en esta jornada, donde una de las principales conclusiones que se han puesto en la mesa es, no sólo la necesidad de la coordinar la investigación de los centros públicos y las empresas, sino también generar una sostenibilidad, no sólo medioambiental, sino también económica y social basada en la tecnología.

Este foro ha mostrado que los diferentes centros de investigación y empresas dedicadas a la sanidad vegetal ya trabajan en investigaciones para desarrollar nuevos productos que se adapten a ese cambio climático y que sirvan para combatir eficazmente a las amenazas que acompañarán a esta variación del clima, como son la aparición de nuevas plagas o una mayor virulencia de las ya presentes.

Investigadores de los centros INIA, IFAPA, IMIDA o IRTA han puesto sobre la mesa sus investigaciones relacionadas con el control biológico o el control integrado de plagas que tienen en cuenta la variable climática, mientras que las diferentes empresas y asociaciones empresariales han demandado una mayor celeridad por parte de las administraciones y de las propias entidades investigadoras para poder sacar al mercado nuevos productos o poner en marcha los convenios de colaboración, respectivamente.

Han sido varias las asociaciones miembro de la PTAS que han expuesto los retos de futuro con los que se encuentra el sector. Por su parte, Anna Maria Vilés, de Semillas Fitó y miembro de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE), ha planteado las posibilidades de colaboración en la detección de patógenos directamente en semilla. "Cuando las empresas de semillas se internacionalizan, también se internacionaliza la producción y el contro de calidad debe ir más alla, a la sanidad de la semilla".

Tal y como continúa diciendo Anna María Vilés, esta forma de detección directa en semilla es la que nos da una mayor velocidad para satisfacer las necesidades del mercado y nos hace ser más competitivos".

TRASVASE EFICAZ DE INFORMACIÓN

Eduard Fitó, también de Semillas Fitó ha comentado la complejidad existente para trasvasar conocimiento de los centros públicos a las empresas. "Para controlar que este trasvase de investigación se haga de forma eficaz, la empresa es la que ha de crear valor, la administración la que ejerza el liderazgo, y la academia la que se convierta en punto de encuentro".

Fitó ha animado además a que se realicen desde el ámbito público un mayor número de estudios sobre tendencias de mercado.

RETOS PARA UNA AGRICULTURA SOSTENIBLE

Paloma Pérez, secretaria general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (ANFFE), se ha detenido en los retos en la eficacia de producción debido al incremento exponencial de habitantes y, por tanto, de la demanda de alimentos. "Es necesaria más inversión en I+D+i para hacer que nuestra agricultura sea productiva y sostenible", ha comentado. "Nuestros retos se centran en mejorar la calidad de los insumos agrícolas, el manejo de suelos y fertilización y hacer más eficaces las prácticas agrícolas".

AVANCES EN MECANIZACIÓN

Ignacio Ruiz, coordinador del Grupo de Trabajo de Agricultura de la PTAS y secretario general de ANSEMAT, coincide con Paloma Pérez en la importancia de investigar en procesos que puedan aumentar la eficacia de la agricultura actual. "Mejorando la eficacia de la maquinaria se puede conseguir aumentar entre el 5 y el 10% de la eficacia energética, pero donde de verdad hay que hacer un mayor hincapié -sin dejar esto de lado- es en la eficacia de los procesos y en la eficacia del trabajo", comenta Ignacio Ruiz. "Esto también implica dar una mayor formación al agricultor, para que de verdad los procesos que consiguen ser eficientes en investigación, lo sean también en la práctica diaria".