Destacados 18-11-2014 El grupo ICL invertirá 350 M euros en el desarrollo del Plan Phoenix en Catalunya





Imagen NOTA DE PRENSA DE IBERPOTASH

El Consejo de Administración de la multinacional, reunido esta semana en Barcelona, ha aprobado las inversiones de la segunda fase del plan, cifradas en 280 millones de euros. Están previstas unas inversiones globales de 350 millones de euros hasta 2017. La segunda fase del plan incluye la nueva terminal del Puerto de Barcelona, una segunda planta de sal vacuum, una nueva planta para producir potasa granular, así como todo el desarrollo logístico que requieren estas instalaciones.

LUZ VERDE A LA SEGUNDA FASE DEL PLAN PHOENIX

El grupo ICL, matriz de ICL Iberia, ha dado luz verde al plan de Inversiones para el desarrollo del Plan Phoenix en Catalunya con una partida global de 350 millones de euros que permitirá desarrollar el proyecto de construcción de una nueva terminal en el Puerto de Barcelona, la construcción de una segunda planta de sal vacuum y de una nueva planta de potasa granular, ambas en el centro productivo de Súria, así como la modernización de las instalaciones actuales y de las infraestructuras logísticas.

La inversión de la segunda fase del plan, cifrada en 280 millones de euros y aprobada en una reunión extraordinaria del Consejo de Administración del grupo ICL que ha tenido lugar esta misma semana en Barcelona, se suma a los 170 millones de euros que ya se están invirtiendo en la primera fase del Plan Phoenix, con la construcción de la rampa de acceso a la mina de Cabanasses, la ampliación de las instalaciones industriales en Súria y la construcción de la primera planta de sal vacuum. Ambas inversiones permitirán alcanzar una producción de 1 millón de toneladas de potasa y 1,5 millones de toneladas de sal vacuum de máxima calidad, que gracias al acuerdo firmado con la multinacional Akzo Nobel, podrán situarse en los mercados internacionales.

Con la aprobación de las inversiones de la segunda fase del Plan Phoenix, ICL reafirma su compromiso con el desarrollo industrial de Catalunya, pero reclama la creación de un marco jurídico y administrativo estable para el desarrollo de sus inversiones a fin de garantizar que éstas puedan ejecutarse en los plazos previstos.

NECESARIO UN MARCO JURÍDICO ESTABLE Y CONSOLIDADO

En palabras del presidente de ICL Iberia, José Antonio Martínez Álamo, “esta segunda inversión nos consolida como el proyecto industrial líder en Catalunya, con una amplia repercusión en todos los ámbitos de la economía y del territorio, pero debemos tener la certeza que podremos desarrollar nuestro proyecto dentro de un marco jurídico y administrativo estable y consolidado, sin sobresaltos queaporten dificultades a esta clara apuesta de país”.

NUEVA TERMINAL EN EL PUERTO DE BARCELONA

El nuevo plan de inversiones implicará la construcción de la nueva terminal de carga en el Puerto de Barcelona, en la zona del Muelle Álvarez de la Campa, con una superficie de 7 hectáreas y 14 metros de calado, que permitirá la carga de buques de hasta 60.000 toneladas.

La nueva terminal portuaria tiene que estar operativa en 2015, cuando se prevé poner en funcionamiento todo el proyecto industrial que incluye el plan Phoenix y que supondrá un revulsivo para el desarrollo económico de la zona de la Catalunya Central, donde ICL Iberia Súria&Sallent genera hoy en día 1.200 puestos de trabajo directos.