Destacados 24-02-2015 JORNADA DE LA CÁTEDRA FERTIBERIA - El suelo, recurso fundamental en la productividad de la agricultura. 17 de marzo





Imagen
El suelo es uno de los recursos naturales más importantes, ya que es el soporte y sustento de los cultivos, alimento de personas y animales. Es el principal activo de los agricultores, sobre el que se desarrolla su actividad. Se trata de un sistema complejo, dinámico y no renovable, que debe mantenerse con las prácticas y la fertilización adecuadas para que no pierda su potencial productivo.

La superficie agrícola disponible es limitada. Además, el 33% de los suelos están altamente degradados y otro 44% está ligera o moderadamente degradado debido a la erosión, la salinización, la compactación y la contaminación. Por otra parte, se prevé un crecimiento de la población mundial, lo que provocará que la demanda de alimentos, piensos y fibras aumente en un 60% en 2050.

Por ello, es importante fomentar un manejo sostenible de los suelos beneficiando su salud y su fertilidad, lo que permitirá obtener las producciones que la humanidad demanda y así, contribuir a la reducción de la pobreza, al crecimiento económico y a la protección del medioambiente.

La fertilización es una práctica insustituible que desempeña un papel vital para la agricultura ya que tiene como objetivo principal conservar y mejorar la fertilidad del suelo, medio del que los cultivos extraen el agua y los nutrientes.

Los fertilizantes juegan un papel fundamental en el manejo sostenible de este recurso. Son la manera más eficiente para reponer los nutrientes que son extraídos del suelo y exportados por la cosecha. Junto con el resto de medios de producción, permiten rentabilizar la actividad agraria y obtener alimentos a precios competitivos y ayudan a prevenir y corregir la degradación del suelo y la desertificación.

Debido a la importancia de este recurso, al aumento de la población y a las pocas posibilidades que existen de utilizar mayor superficie para cultivar, la FAO bajo el lema “Suelos sanos para una vida sana” ha establecido el 2015 como el Año Internacional de los Suelos.

La Cátedra Fertiberia de Estudios Agroambientales quiere contribuir a esta valiosa iniciativa y ha decidido dedicar la Jornada a la importancia del suelo en la producción agraria, a determinadas iniciativas para conservarlo en buen estado y a la necesidad de investigación en fertilizantes y fertilización.