Destacados 30-03-2015 El Puerto de Barcelona otorga una nueva terminal a ICL Iberia





Imagen NOTA DE ICL IBERIA

El Port de Barcelona ha acordado otorgar a la empresa Tráfico de Mercancías, SA (TRAMER), filial de ICL Iberia, una concesión administrativa al muelle Álvarez de la Campa para la construcción y explotación de una terminal privada de sales sódicas y potásicas procedentes de las minas de Súria i Sallent/Balsareny.

La terminal y los espacios dedicados actualmente a esta actividad en el muelle Contradic Nord no están dimensionados para dar servicio a la evolución de este tràfico en el puerto, ni a los volúmenes que la compañía prevé a medio plazo, era necesario buscar una nueva ubicación. TRAMER, la filial portuaria del grupo ICL, había solicitado la construcción de unas nuevas instalaciones para poder concentrar todo su tráfico marítimo en el Port de Barcelona y hacer frente a los aumentos de carga previstos para los próximos años.

Con la nueva concesión, TRAMER podrá acoger un incremento de más del 70% del tráfico de toneladas, a más de poder gestionar un volumen de toneladas superior al actual. La nueva terminal de carga en el muelle Álvarez de la Campa tendrá capacidad para 4 millones de toneladas de producto, ocupará una superficie de 7 hectáreas y dispondrá de 14 metros de calado, que permitirán la carga de barcos de hasta 60.000 toneladas.

El proyecto incluye la construcción de un edificio de oficinas, 2 almacenes y una terminal ferroviaria interior, con 4 vías con ancho métrico y UIC, que permitirá posicionar 2 trenes simultáneamente. El presupuesto de inversión del proyecto básico es de aproximadamente 57 millones de euros más IVA, y se engloba dentro del desarrollo del Pla Phoenix del grupo ICL Iberia.